Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¿De dónde viene esto? yo te lo explico. Si no nos dedicaramos a leer articulos con contenidos interesantes no estaríamos como estamos. Un día cayó en nuestras manos un artículo de David Díaz (@zapp_amezcua)   titulado «Los siete templos del torrezno en Madrid» Si a esto le sumas que hace poco que me he compardo una Vespa, Pepón se ha comprado una kawasaki ( ¿o era Suzuki? ) y @Profebernabeu se ha aficionado a las motos electricas compartidas, pues para qué queremos más MOTOS + TORREZNOS = MOTORREZNO. Esto  pasa por fomentar la lectura y el transporte sostenible, no digáis que no os avisé.

Vamos a lo que vamos…

MOTORREZNO 18, PREPARANDO LA RUTA

El inspirador artículo nos proporcionó una muestra de 7 lugares, templos del torrezno de Madrid. Como queríamos hacerlo en nuestras flamantes motos, lo primero que hicimos fue construirnos un mapa en busca de la ruta mas eficiente, y nos salió el mapa que ves a la derecha y que comparto con vosotros ( clic)

Si os fijáis en el mapa, ya nos encontramos algún problema:

  1. Una de las motos es una vespa de 30 años. Por supuesto, cualquier acercamiento a «Madrid central» acabaría en multa. Se nos caen dos locales.
  2. Solo tenemos hasta las 13:30 y seis locales que recorrer…
  3. Salvo Pepón, la  capacidad estomacal de los asistentes es limitada.

Conociendo nuestras limitaciones nos dispusimos a organizar. Ya tenemos los garitos y el mapa. Ahora tocaba el asunto motos. Yo fui en la vespa pero los otros dos asistentes decidieron vivr la vida loca y sostenible y se dieron de alta en todas las apps de motos compartidas. Las elegidas fueron:

El proceso fue simple, yo les pasé el codigo promocional y en el momento ya tenían minutos gratis para circular 😉

Primera etapa: «Los Torreznos» ( Goya,88)

No podía ser de otra forma. Hay que empezar por los clásicos. Como teníamos poco tiempo y muchos lugares que visitar quedamos a las 11 de la mañana. Si, es un poco temprano, pero tuvimos suerte y son gente madrugadora a los mandos de la cocina. NO caluclamos bien nuestra capacidad gastronómica y los dos primeros en llegar nos apretamos un par de raciones, a la espera de la llegada del tercer componente del grupo.

Los clásicos nunca fallan. Eso es algo que ya deberíamos saber todos, por eso a la llegada de Pepón nos pedimos otras tres raciones ( en total 5 ), no íbamos a cambiar de sitio sin pasar todos por la grasilla del porcino que amablemente nos estaban sirviendo.

NOTA DE CATA: el tamaño de la ración es correcta sin ser excesiva ni quedarse corta consiguen que siempre quieras más. Crujientes por fuera y tiernos por dentro si esperas demasiado se te quedarán resecos… los torreznos,claro

Segunda etapa: «La raquetista» ( Dr Castelo, 19)

 Coger motos y traslasdarnos al segundo lugar fue bastante  fácil. Estábamos a pocas manzanas y a pesar de ir sin GPS fuimos capaces de encontralo en un tiempo prudencial.

«La Raquetista» no es el sitio que supones que debe ser un templo del torrezno. Es como mas… «modernillo». Luz baja, música de fondo y decoración cuidada. Cualquier parecido con un bar donde gobierna el frito es pura casualidad.

Aquí nos tocó esperar, ¡¡La cocina no abríría hasta las 12:30!! menuda broma, esto trastocaba nuestro plan de visitar el máximo de lugares en la mañana del sábado ¿A quién se le ocurre no poner desayunos de torreznos en su bar? Eso sí cuando encendieron los fuegos fuimos los primeros en porbar los manjares que de dicha cocina salieron.

NOTA DE CATA: El modernismo gastronómico se paga, y la ración de torrezno ( si, aquí fue solo una) sale por 6,5€. Eso sí, la presentación muy cuidada, aunque se queda un poco escaso de cantidad. Supongo que por eso lo complementan con unas cortezas de acompañamiento. Un poco mas grasientos que los anteriores no corrían el riesgo de resecarse con el tiempo.

Tercera etapa: «Cervecería Alonso» ( Gabriel Lobo, 18)

Tercera y última etapa. Nos tocaba alejarnos un poco y llegar hasta Cruz del Rayo. No era complicado llegar, lo complicado fue encontrar la calle por la que entrar, a  mi los mapas cuando voy en moto se me alteran un poco…

En a foto podéis ver el momento en que decicidmos parar a revisar la cartografía del lugar y reorientar nuestro camino en la dirección adecuada. Básicamente, el bar estaba cruzando la calle detrás del edificio que teníamos a nuestra izquierda, pero yo siempre digo una cosa ¿querías velocidad o precisión? llegamos rápido, pero con poca puntería, lo que nos dió la oportunidad de conocer mejor esa zona de la ciudad.

El caso es que por fin llegamos. Con el tiempo justo y siendo conscientes de no poder visitar mas templos del torrezno nos dispusimos a aparcar nuestros rocines, y es aquí donde nos encontramos la anécdota del día. Como ya sabéis, dos de los jinetes cabalgaban motos eléctricas de esas que se comparten. El funcionamiento es sencillo. Con una aplicación en el móvil reservas la moto, sacas el casco del baúl, inicias el viaje, llegas a destino, guardas el casco en el baúl y finalizas el viaje. Bueno, pues al final del viaje resulta que @profebernabeu notaba algo raro en su cabeza… ¡¡Se había dejado el casco puesto tras finalizar el viaje!!

Aquí le tenéis, con su flamante casco olvidado, a las puertas del Bar Alonso. ¿Cómo lo solucionamos? bueno, en principio la solución era fácil, volver a reservar la moto, abrir el baúl y depositar el casco pero… ¿y si alguien la había reservado ya? no podríamos abrir nada. Menos mal que fuimos suficientemente rápidos para volver a reservar la moto y depositar el casco. La pena fue que los 20 minutos gratis de recorrido se conviertieron en 7 céntimos por hacer un seundo viaje 🙂

NOTA DE CATA:  Torrezno tradicional de bar de barrio tradicional ¿Qué más se puede pedir? Al llegar nos encontramos un establecimiento de barrio, bastante pequeño pero con gran número de parroquianos. Casi no llegamos a tiempo y nos tuvimos que conformar con las dos últimas raciones que quedaban. Torrezno servido en plato ovalado con su mendrugo de pan y cubiertos. Crujiente en la cabeza y tierno grasiento eb la base. Si, la foto está un poco borrosa.

Y ahora ¿qué?

Ahora empieza la fiesta. Primera misión, visitar los lugares que nos quedan del plan inicial. Segunda misión, encontrar nuevas misiones, si de MOTO + TORREZNO= MOTORREZNO:

  • MOTO + OREJA = MOTOREJA
  • MOTO + TORTILLA = MOTORTILLA
  • MOTO + BRAVAS = MOTOBRAVA
  • MOTO + RABO DE TORO = MOTORABO
  • y así…

¿Os apuntáis? (usad los comentarios)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail